Cabalgatas: La Patagonia se hizo a caballo.

Es un dicho local que refleja la importancia de este animal y la fuerte conexión que tienen con él los patagones. Los paseos a caballo son un must en Puerto Natales y Torres del Paine, hay muchas estancias, grandes predios ganaderos donde se pueden realizar excursiones de varias horas. También se puede viajar a caballo de estancia en estancia y por el Parque Nacional Torres del Paine. Cabalgar con los locales es una excelente oportunidad para conocer la cultura del gaucho patagónico, y experimentar la cordialidad de esta gente alrededor del fuego, los mates, asados al palo y las conversaciones que se dan a campo abierto con el correr de las horas. Los entornos por los que se cabalga son generalmente praderas llanas o cerros de poca pendiente con vistas siempre imponentes de cordilleras, lagos o la inmensidad de la estepa. Para los más experimentados existen viajes de varios días que obligan al jinete a desplegar sus destrezas al galope, conocimiento de su cabalgadura, cruce de vados y quebradas. Siempre hay una primera vez y una segunda oportunidad.

Rebel Viajes Cabalgata Sierra Baguales

En Chile existen pocos lugares que puedan igualar la inquietante belleza de esta aislada cordillera volcánica, ubicada entre 600 y 1.200 metros sobre el nivel del mar y a unos 120 kilómetros al norte de la ciudad de Puerto Natales nos encontramos con estos aserrados relieves y oscuras montañas que maravillan a cualquiera de sus visitantes. Incluye: Búsqueda en el hotel, transporte comparti... Ver Más...

Sierra Baguales

Síguenos en las Redes Sociales

Joaquín Alvarez

Smiley face

Es la tercera generación de una familia ligada a la fundación de Puerto Natales. Su abuelo fue pionero en lacolonización de los campos de Península Roca, empresario maderero y miembro de las primerasorganizaciones sociales y administrativas de la inminente ciudad. De joven, después de cursar sus estudios seestablece definitivamente en la Península Roca, desde donde su familia extraía madera de ciprés y coiguepara abastecer al poblado de Puerto Natales, al Frigorífico Puerto Bories y a las estancias ganaderas. Enprimera instancia se dedica a la reparación de chalupas y lanchas de madera, iniciando prontamente laconstrucción del que sería el emblemático cúter “21 de Mayo”, embarcación con la que se harían los primerosviajes de turismo a los glaciares y al monte Balmaceda. En la década de 1950, mientras acompañaba a loscarabineros de Puerto Natales a hacer un censo por el fiordo de Última Esperanza, Joaquín Álvarez quedómaravillado por la belleza del monte Balmaceda y sus gigantescos glaciares Balmaceda y Serrano. En aquellos años el imponente Balmaceda bajaba por el monte homónimo desde su cumbre al mar, saliendoincluso para posarse unos trescientos a cuatrocientos metros sobre las aguas del fiordo. Era un escenarionatural sorprendente que repletaba el lugar de témpanos monumentales. A su vez el glaciar Serrano, con sumajestuosidad y escénico paisaje, se posaba sobre la laguna, llegando hasta la morrena adyacente a Puerto Toro. La belleza del paisaje y su entusiasmo emprendedor, lo motivaron a terminar la construcción del cúter“21 de Mayo”, que a partir de 1965 comenzaría a realizar sus primeros viajes de turismo. Por fin, después deunas cuantas décadas se hacía realidad el sueño que tuvo un día el visionario padre salesiano y montañista“Alberto De Agostini”. Con el correr de los años y la modernización, las viejas lanchas de madera por élconstruidas pasaron a ser motonaves de metal levantadas en su astillero de Puerto Bories y hoy en día,veloces catamaranes con tecnología de punta para surcar las aguas del fiordo de Última Esperanza. “Hace 60 años me dijeron loco por querer mostrar al mundo estas maravillas. Hoy Puerto Natales y laPatagonia han crecido y se han desarrollado gracias a la actividad turística. Creo no haber estadoequivocado... lo invito a conocer este apartado rincón chileno que hemos mantenido con esfuerzo,sacrificio y tesón propio y de mis hijos y nietos”.

Paola Goic

Smiley face

Nacida en Punta Arenas y como muchas personas que llegan de diversas ciudades o paises lejanos, PaolaGoic hizo de Puerto Natales su hogar. Un lugar que le ha permitido desplegar sus talentos y sacar adelantesus proyectos en materias de ecoturismo, ciencia y educación. Aquí lleva una vida involucrada con lanaturaleza, en su casa a las afueras de la ciudad cuida de sus caballos y sus perros, cuando no está en elParque Nacional Torres del Paine. Precisamente este parque nacional la atrajo al destino, cuando hace años llegó por primera vez a trabajarcomo guía de turismo a un hotel vecino de la reserva, luego a otro y así se fue quedando. Había estudiado enel liceo Maria Auxiliadora de formación católica y cursado estudios de traduccion al inglés y turismo. Conocióotras realidades en el Reino Unido a través de un programa que la llevó a Gales para el estudio de planes demanejo en parques nacionales, así en Puerto Natales y en los territorios vecinos al Parque Nacional Torres delPaine, ha desarrollado diversos proyectos turísticos junto a empresarios locales como el complejo PingoSalvaje en laguna Sofía, o Pampa Lodge en el sector Serrano, Torres del Paine. Actualmente prepara la apertura de un campus universitario para estudiantes norteamericanos que se basaráen el estudio del calentamiento global y cambio climático. “Somos naturaleza, aventura, cultura, tradición e historia, los invito a descubrir cada rincón de estemaravilloso destino que tiene mucho para sorprender a sus visitantes”.

Jorge Canales Helmer

Smiley face

Nacido en Puerto Natales, Jorge es desendiente de colonos alemanes que se asentaron en la zona paradesarrollar la ganadería, único sustento en los terriorios de Última Esperanza a principios del siglo XX. Hoy endía emprende en las mismas tierras que administró su abuelo Ernesto Helmer Grudnig, quien llegó comocapataz de la histórica estancia Puerto Consuelo. En 1976 adquieren terrenos que antiguamente formabanparte de la Sociedad Explotadorade Tierra del Fuego, en este lugar poseen un sendero que recorre 10 km enlas faldas del Cerro Benítez, importante desde el punto de vista patrimonial pues alberga el conjunto decavernas que conforman la reserva monumento natural Cueva del Milodón. Aquí Jorge junto a su familia los reciben para disfrutar de una jornada de actividad física al aire libre. Al mismotiempo podrán aventurarse a descubrir y admirar los misterios que sus aleros, cuevas y paredes hanpreservado en el paso del tiempo. Con pocos pasos recorridos, se hace posible entrar en contacto con losvestigios de los primeros habitantes y fauna extinta en tiempos remotos, pinturas rupestres y más de 100 añosde excavaciones científicas, han sacado a la luz conocimiento sobre los primeros asentamientos y sus fogatas,restos de milodón, panteras negras, dientes de sable y mucho más. Para los amantes de la naturaleza, el lugar posee vistas panorámicas de la comarca donde destacan losfiordos de Última Esperanza y Eberhard, laguna Sofía, el cerro Queso y los cordones montañosos del Prat,Moore y la sierra Señoret, bosques de lenga y ñirres. En el mismo cerro Benítez por donde pasa el senderohay muchos nidos de cóndores y águilas moras que se observan todo el año, más de 45 especies de aves,flora endémica, gatos monteces y pumas, principalmente en invierno. “Los invitamos a vivir una experencia única y diferente en nuestra lugar arqueológico, paleontológico y geológico. Con una caminata de mediana intensidad le damos la bienvenida a poder disfrutar una entretenida aventura, gracias a la gran variedad de flora, fauna y hermosas vistas”

Hector Díaz

Smiley face

Nació en Puerto Natales pero a sus cortos 3 años junto a sus padres y hermanos se establece en la localidad kawésqar de Puerto Edén donde vivió por 12 años. Este niño, hijo de un carabinero tuvo una particularinfancia entre los fiordos, canales y las tierras de los primeros habitantes canoeros australes. Los constantesviajes en barco entre Puerto Natales y Edén lo definieron como persona, ya de jóven y de regreso en suciudad natal se convierte en un amante de la naturaleza, primero como pescador artesanal desde los 14 añosy dos años despues comienza a recorrer el parque nacional Torres del Paine como guía de turismo. Estudia ecoturismo y junto con sus pares fundan la asociación gremial de guías locales de Puerto Natales. Supasión vinculada a la exploración de los territorios kawésqar lo acercan al conocimiento y cuidado de labiodiversidad de la Patagonia, ha tomado diversos cursos de primeros auxilios en lugares remotos, y otros de búsqueda y rescate. Lleva más de 11 años explorando el Fiordo de las Montañas, que no hace mucho pasó aconstituir parte del Parque Nacional Kawésqar. Héctor ha tenido que ver mucho con el desarrollo de laactividad turistica en el sector, pues ha definido rutas y marcando puntos, ha levantado refugios flotantes yconexión marítima. Hoy en día es tour operador local, del nuevo circuito de trekking que une doscampamentos y su refugio flotante, se posiciona como una alternativa a los circuitos de montaña del ParqueNacional Torres del Paine, con atracciones como el Glaciar Bernal, las montañas del Grupo la Paz y las vistasde la Cordillera Sarmiento.“Conoce nuestra ideología de mínimo impacto y de conservación. Ven a disfrutar la belleza paisajísticadel fiordo de las Montañas y a comprender el conocimiento ancestral de los antiguos canoeroskawésqar”

Nathalie Reffer

Smiley face

Hija del mundo durante largo tiempo, llegó a Puerto Natales para trabajar junto a su familia en el negociogastronómico. Luego de vivir en muchas ciudades, a lo largo de Chile y en lugares tan lejanos como África, dehaber adquirido experiencia trabajando directamente con personas de todo el mundo, prestando servicio alcliente. Decidió emprender y entregar una propuesta gastronómica diferente en Puerto Natales, mezclando lossabores tan auténticos de la Patagonia con otros traídos de distintos destinos alrededor del mundo.Conversando con sus clientes comprendió que la cocina chilena en general posee sabores muy homogéneosque quiso fortalecer con sazones africanos y propios de la cocina de la India, siendo una de las primeraspropuestas de comida fusión y gourmet de nuestra ciudad. Viendo la competencia como algo positivo, junto a sus pares gastronómicos decidieron crear una asociacióngremial con objetivos como potenciar la oferta de productos locales y hacer crecer la demanda y consumo deestos, fomentar la cooperación entre emprendedores, proveedores y empresarios, solucionar necesidades deabastecimiento de productos, como es el caso del cordero y la centolla que son principalmente productos deexportación. Era esencial devolver la mano a la comunidad local por todas las puertas que se le han abiertoen este lugar tan recóndito de Chile.“Los invito a Puerto Natales, a conocer su riqueza gastronómica con productos premium como elcordero, la centolla, ostiones y erizos. Productos de lujo que pueden probar in situ en diversas formasy propuestas, gourmet o caseros, variedad para todos los gustos y presupuestos”

Fideliza Vargas

Smiley face

Nacida en Puerto Montt en la región de los Lagos a los 19 años llegó a Puerto Natales, lugar que en sus poco más de 100 años de historia ha acogido a muchas familias provenientes de esta zona del pais, principalmente de la isla de Chiloe. De familia de artesanos, Fideliza de niña aprendió el telar y tejer, a temprana edad encontró su camino con el desarrollo de productos artesanales de madera, lana y otros materiales que abundan en la región. Sus primeros años en Puerto Natales los dedicó a formar y capacitar a otras mujeres artesanas o emprendedoras, a través de los talleres parroquiales que fomentaba en aquellos años el obispado y otros instrumentos del estado para capacitación, fomento a la producción y emprendimiento. Dieron sus primeros pasos entregando sus productos a los nuevos hoteles que se levantaron en Puerto Natales y luego exportando a Alemania. Desde el 2002 y en conjunto con el municipio han conformado el Pueblo Artesanal Etherh Aike, que concentra a gran parte de los artesanos locales desarrollando productos sobre la base de lana, cuero, madera, greda y otras materias. En los trabajos de la señora Fideliza abunda la lana cien por ciento natural de ovejas locales, que mezcla con interesantes materiales como palos de recolección y musgos. La lana la procesa desde el lavado e hilado hasta el teñido, para luego confeccionar obras donde abundan temáticas con identidad local como las culturas kawesqar, aonikenk y selknam, y atributos naturales del paisaje del oeste patagónico como árboles, montañas y las propias ovejas. “Estamos en el pueblo artesanal de Puerto Natales, todos los artesanos trabajando la lana, madera, cuero y greda. Están todos invitados a Natales y a descubrir nuestra oferta artesanal que es tan distinta a lo que se encuentra en otros lugares, rescatamos la flora, fauna e historia”.